RPLatam | LAS HIENAS COMO “MASCOTAS” EN NIGERIA
Somos la comunidad publicitaria más grande de Iberoamérica y la bolsa de empleo más importante de la región.
Ofertas, bolsa de empleo, empleo, publicidad, creatividad, #TrabajoSíHay, #FeedbackCreativo, 9 años, industria publicitaria, más grandes, más importantes, #1, Javier Páez, Alejandro Camelo, Directores Creativos.
2569
single,single-post,postid-2569,single-format-standard,mkd-core-1.0,symple-shortcodes ,symple-shortcodes-responsive,ajax_fade,page_not_loaded,,burst-ver-1.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
1C_Cover

El fotógrafo Pieter Hugo, viajó hasta Lagos, Nigera para capturar estas impactantes imágenes de la tradición que lleva un grupo de nigerianos: convivir con hienas.

En Nigeria, un grupo de hombres genera temor y admiración pavoneándose magnéticamente con sus hienas mascotas por los suburbios. Al igual que en nuestra cultura lo hacemos con los perros, en esta parte del mundo es común tener a estos animales como mascotas desde que son pequeños para que se acostumbren al ambiente humano considerando la fuerza y naturaleza que tienen.

Se trata de los los Garawan Kura, una subcultura de hombres que suelen chantajear e intimidar a las personas y logran empleos en sectores clandestinos.

Los Garawan Kura

Los Garawan Kura

“Amaestrar a una hiena es un proceso cruel y dificultoso”
Habiendo domado o al menos controlado con bocazas y cadenas a estos feroces animales que no sólo son carroñeros sino que también cazan y suelen considerarse despiadados, utilizan el aura que los rodea para vender medicinas, realizar trucos de prestidigitación y escamotear a otros ciudadanos.

Amaestrar a una hiena es un proceso cruel y dificultoso. Tienen que agarrarlas en sus propias madrigueras antes de que el cachorro cumpla un mes de nacido. Una vez lo tienen en su poder le administran un poderoso sedante sacado de una planta que se da a los alrededores de Lagos. A los dos años y después de una implacable dieta compuesta de hechicerías, palizas, toneladas de carne e insultos, el animal ya reconoce y respeta a su amo.

Los Garawan Kura de alguna manera, toman las características de las hienas como animales de poder: son nocturnos, generalmente poco gregarios, toman su propio camino y se aprovechan de los desechos y de los resquicios que la sociedad y la naturaleza permiten.

  • 14
  • 13
  • 11
Equipo de Contenido

¿Quiere hacer una nota o ser parte de los editores?, escríbanos a: equipo@redactorespublicitarios.co

No hay comentarios

Deja un Comentario